Open Accessibility Menu
Hide
Experienced. Aggressive. Trial Lawyers.
- Arnold & Itkin LLP

AI presenta una demanda contra Orion Marine por el accidente de un buque de dragado en nombre de una de las víctimas

La mañana del 21 de agosto, nuestro cliente estaba trabajando en el Canal de Navegación de Corpus Christi a bordo del Waymon L. Boyd, un buque de dragado perteneciente a Orion Marine Group. Alrededor de las 8 a.m., el buque golpeó un oleoducto sumergido causando una explosión. Dicha explosión causó un incendio en el buque, que se extendió a un elevador de grano cercano. Ocho trabajadores resultaron heridos y cuatro desaparecieron, confirmándose su muerte más tarde durante las actividades de recuperación. De los ocho trabajadores heridos, seis fueron trasladados a hospitales locales y unidades de quemados.

Nuestro cliente fue una de las personas que sufrió quemaduras graves a causa de la explosión.

Los informes iniciales indican que ciertas secciones del oleoducto no estaban claramente marcadas y que la tripulación del Waymon L. Boyd no fue advertida adecuadamente. La Junta Nacional de Seguridad del Transporte está investigando el incidente para determinar la causa y quién tuvo la culpa, pero la investigación de la agencia podría prolongarse hasta febrero del 2021, dejando al público sin respuestas hasta entonces.

Nuestro cliente no puede esperar tanto.

Lesiones por quemaduras y trauma grave

El buque de dragado se incendió a causa de la explosión y, por ello, se hundió rápidamente. Independientemente de qué sección del oleoducto estaba marcada y cuál no, esto fue un error conjunto por parte de Orion Marine Group, Epic Crude Holdings y Enterprise Products. Orion Marine Group falló a la hora de examinar el área de dragado y de proveer a nuestro cliente un buque en buenas condiciones de navegabilidad. Por su parte, Epic Crude y Enterprise Products no advirtieron a la tripulación del buque de dragado acerca del oleoducto. El trabajo de dragado fue mal planeado y ejecutado negligentemente, causando daños muy dolorosos a nuestro cliente, su mujer y sus hijos.

Nuestro cliente ha sufrido quemaduras graves, lesiones de la cabeza, lesiones cognitivas, angustia mental y estrés emocional debido a la naturaleza violenta del incidente. Sus lesiones también han causado angustia inmensa y sufrimiento a su mujer y a sus hijos.

Las lesiones por quemaduras son las más dañinas y costosas que una persona puede sufrir. Sus víctimas tienen dificultades para moverse, respirar y disfrutar de una buena calidad de vida. Las quemaduras de tercer grado a menudo requieren del cuidado de múltiples expertos médicos en todo momento durante la hospitalización inicial, por lo que las quemaduras históricamente generan facturas de hospital de siete dígitos, con costes médicos adicionales de por vida que pueden llegar a las cinco cifras. Incluso en las mejores manos, las quemaduras requieren de cirugía reconstructiva que puede que siga dejando al paciente con cicatrices y desfiguramiento permanente.

Las lesiones de la cabeza, los daños cognitivos y el trauma causan lesiones graves de una naturaleza diferente, ya que cada una de estas lesiones puede robar la paz mental de una persona e incluso cambiar su personalidad y sus relaciones permanentemente. Este trauma grave afectará a la calidad de vida de nuestro cliente a largo plazo, quizás para siempre. Por ello, él y su familia se merecen hacer justicia, así de claro.

No hay excusas para este tipo de desastres marinos

Nuestros abogados trabajando en el caso de la explosión del buque de Orion Marine Group han presentado demandas contra múltiples acusados por su participación en los daños sufridos por nuestro cliente. Estamos orgullosos de representarlo en su lucha para recuperarse de sus dolorosas, trágicas y evitables lesiones. Nuestro bufete espera recuperar una indemnización suficiente para ofrecerle a él, a su esposa y a sus hijos la posibilidad de recuperarse sin temer por el futuro. Es lo mínimo que se merecen.

“Este tipo de desastres marítimos nunca deberían producirse”, dijo el abogado Kurt Arnold. “No hay excusas para ello. Estamos determinados a descubrir toda la verdad sobre lo sucedido y asegurarnos de que las compañías acepten la total responsabilidad por las graves consecuencias de sus actos. Los acusados tienen que hacer lo correcto para cuidar de los trabajadores y sus familias. Nos comprometemos a asegurarnos de que un desastre como este no vuelva a suceder.”

El caso fue presentado en el Condado de Nueces, Texas.

Lea nuestro blog sobre el accidente en un barco de dragado en Corpus Christi para más información sobre este caso.